Vivir sin miedo, vivir como niños.

“Sentirse tan libre como un niño corriendo contra el viento, con la naturaleza como escenario y el sol como guía. Respirar hondo y observar sus pasos para intentar seguirlos, aunque para ti es más complicado. Cuando creces pierdes libertad, el miedo aumenta, temes por ti y por quién corre delante. Temes que caiga, que se haga daño, sabes que duele y que puedes evitarlo, aunque no debes.

Ponte a su lado e intenta mirar con sus ojos y siente su alegría al descubrir algo nuevo . Suelta tus miedos y dale la mano, deja que te muestre el camino del que un día te saliste y al que no pensaste volver a entrar. No significa que te pierdas en él para siempre, sólo que de vez en cuando puedes abandonar tus preocupaciones y cruzar la línea que te separa de la libertad”. 

Al ver esta foto que saqué hace unos días no pude evitar sacar mi parte más creativa, es un poco diferente de lo habitual, pero al fin y al cabo es una reflexión más, espero que les guste. ¡Disfruten del miércoles, y de la vida, como si aún fueran niños!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s