Consejos para que improvisar no sea un desastre

Este fin de semana empezamos, sin planearlo,  con uno de los retos que planteamos para este 2016 .  El lunes contaré como nos fue, pero, tras la experiencia, creo que hay algunas cosas a tener cuenta si la palabra improvisar forma parte de tu vida.

Puede que tener que estar pendiente de ciertas cosas nos impida realizar algunas actividades que se nos presenten, y que si pensamos demasiado en estar preparados la magia de improvisar desaparezca un poco… Pero hay detalles importantes que pueden ser útiles en cualquier situación.

En caso de moverse en coche, no es mala idea tener algunas cosas siempre guardadas en él para este tipo de situaciones. Por ejemplo,  si  se da el caso de que tenemos un plan que se cancela y estamos en entorno que invita ¿por qué no coger un sendero y relajarse en la naturaleza? En esta situación sería recomendable tener, al menos,  calzado cómodo e incluso algo de ropa. Otro detalle y muy importante es llevar siempre un buen protector solar, además  estaría bien tener una mochila en la que puedas llevar el agua (nunca la olvides), algo de picar, y en la que tengas un chubasquero, una toalla o un traje de baño, por lo menos en Gran Canaria no sabrás cuando pueden hacerte falta.

Bueno, como comprobarán el lunes, nosotros no teníamos nada de eso preparado y tampoco teníamos coche, por lo que nos vimos cargando más de la cuenta y sin algunas cosas básicas. Para los que no tengan coche es un poco más difícil, pero tengan como mínimo en cuenta aquello que es imprescindible para la salud, agua y protector.

Seguro que no hace falta recordarlo, pero antes de salir es importante tener el móvil cargado, sobre todo si estás solo, puedes tener alguna emergencia y verte incomunicado, además la cámara puede serte muy útil, porque lo más probable es que no lleves una siempre encima.  Pero si llevas tu cámara, no olvides llevar algo con lo que protegerla en caso de lluvia.

Puede parecer estúpido o demasiado obvio, pero no olvides llevar efectivo encima, monedas incluidas, puede darse el caso de que lo necesites y no tengas a mano un cajero o forma de cambiar.

Son sólo algunos detalles que pueden ser muy útiles o muy molestos si se nos pasan, si se olvidan puede que el encanto sea mayor, pero también puede resultar peligroso en alguna ocasión.

Un saludo, Ana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s