Cayos de Florida

La mayor parte de mi tiempo en Miami lo pasé en la casa de mi querida anfitriona en Miami Lakes, lugar del que espero escribir próximamente porque me pareció de lo más especial. Pero también pude disfrutar de una pequeña pero intensa estancia en los Cayos.

El camino era un poco largo pero apenas lo noté, me pasé todo el camino mirando entusiasmada por el cristal. Además, a mitad de camino, hicimos una pequeña parada para tomarnos un batido natural (de los mejores que he tomado) en la zona agrícola y comprar unos Cinnamon Rolls (rollitos de canela),  que nunca había probado pero se convirtieron en una adicción. A lo largo del camino había  muchos establecimientos de este tipo, si tienen la oportunidad de ir algún día no dejen de probar alguno, nosotros paramos en Knaus Berry Farm.

IMG_0355         IMG_0315

IMG_0311

BATIDO Y ROLLOS DE CANELA
IMG_20150411_145325   cinnamon rolls

Tras pasar Key Largo seguimos nuestro camino hasta Tavernier,  la zona en la que se encuentra la casa. Aquel lugar tenía algo de paraíso, las casitas  con vista a los pequeños canales, la vegetación, yates  y lanchas por todas partes,  y el aire a tranquilidad que se respiraba.

IMG_0377

IMG_0731

IMG_20150411_155410

IMG_20150412_150447
Lluvia repentina. Llegué a pensar que no la vería

IMG_20150412_194552

IMG_20150412_163714

Esa misma tarde tuve la oportunidad de subirme en lancha, e incluso de llevar un poco  el volante, fue una experiencia inolvidable, pasé un gran rato observando todo mientras salíamos al mar, observando su maravilloso color verdoso y los pequeños islotes llenos de vegetación  pero sobre todo, disfrutando de la compañía de mis anfitriones con quienes apenas pude parar de reír.  Paramos un rato para poder bañarme, el agua estaba más caliente y mucho más salada que aquí, algo que pagaron mis ojos.  Un poco después se unieron a nosotros  Ricky, hijo de Miriam y Tom, su mujer e hijos, que llegaban de pescar. Mi primo Nicky, con sólo seis años, estaba muy contento porque había pescado una barracuda y nos contó orgulloso como fue su pesca.

IMG_0616

IMG_20150411_192549

IMG_0682     IMG_0690    

2015_0412_02412000

IMG_0646

 IMG_0626    IMG_0643

2015_0412_02573300      2015_0412_03163700

11134070_961151240572228_7155182087605395297_o      11169853_961151270572225_4309110231615002763_n

11148927_10206482908377291_1357036441_n

Por la noche salimos a cenar con la intención de ver la puesta de sol. El primer sitio en el que lo intentamos, estaba demasiado lleno así que seguimos hacía otro,  y a lo largo del camino pude disfrutar de una de las mejores puestas de sol que he visto nunca. Además el lugar en el que finalmente cenamos me encantó, era precioso y pude entrar en la tienda World Wide Sportsman (Islamorada), una tienda enorme dedicada en su mayoría al mundo de la pesca, y en la que se encontraba una réplica de “Pilar”, el barco Hemingway. Resultó interesante sobre todo porque fue algo totalmente improvisado y casual y cuya existencia desconocía. Mientras esperábamos por la mesa los niños jugaban y yo aproveché para sacar fotos como loca.

IMG_0437

IMG_0476

IMG_20150412_010250    IMG_20150412_011241

IMG_20150412_010243      IMG_20150412_010945

IMG_0500

IMG_20150412_004159

IMG_0523

IMG_0531

Al día siguiente conocí a otro de mis muchos primos, Tommy y fuimos a ver a uno de sus hijos jugar al baseball, es algo que me hizo mucha ilusión, pude conocer a más miembros de la familia a la vez que disfrutaba de uno de los deportes tradicionales de América y que desde siempre ha llamado mi atención. Me explicaron las reglas y me fui metiendo poco a poco en el juego hasta que lo comprendí del todo, que fue cuando pude empezar a animar. Fue una mañana muy divertida e interesante.

IMG_3735

IMG_0564 IMG_0582

Ya había llegado la hora de abandonar los Cayos, pero en mi caso no de volver a Miami Lakes, aún me quedaba una parada. En la zona agrícola, mi primo Kike tiene una finca en la que mi abuelo estuvo durante su visita,  aunque no la vio terminada. Me invitaron a pasar allí una noche, así pude verla y enseñarle a mi abuelo a través de fotos como había quedado,  fue una visita que me hizo mucha ilusión y a él también. Además disfruté también de la compañía de Kike e Hilda que fueron los primeros en conocer a mis abuelos y pudimos hablar de muchas cosas  sobre ellos y en general de Canarias, fue una noche muy agradable y en la que aprendí mucho de esta zona de Florida, algo sobre su agricultura y un poco más de la historia familiar.
IMG_0763

IMG_0779

IMG_0821

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s